Actualidad

El cacique Urupindá ya cuenta con estatua en Blanquillo


Una  vez la maestra María Gloria Álvez, que con sus más de 80 años vive en el esteño pueblo de Durazno, escribió una suerte de poema inspirado en un relato que fue pasando de generación en generación, hasta convertirse en leyenda: la del “cacique” de Blanquillo.

Mucho más acá en el tiempo, durante el año 2018, el vecino del lugar Tony Santana, quien trabaja en la Junta Local, tuvo la idea de recrear la leyenda con la confección de una figura alusiva.

Fue así -contó el secretario de la Junta, Pedro Bosch- que en ratos libres, y días de lluvia en que no es posible trabajar al aire libre, Santana fue moldeando la estatua -que mide 1,80 m- en presencia de compañeros que iban a ver cómo estaba quedando, “lo hizo prácticamente él, nosotros íbamos a mirar y sugerir alguna cosa, pero lo hizo él solo”, contó Bosch a DURAZNO DIGITAL.

La obra, cuya cubierta de fibra de vidrio fue terminada de pintar esta semana, fue puesta este martes 26 de marzo -2019- en el camping de Blanquillo. El jerarca contó que se arregló el entorno con piedras de la zona, se colocó paja y se agregó una cigüeña donada por una vecina, al solo efecto de dotar al espacio de más color y darle otro atractivo para quienes quieran ir a visitar a Urupindá.

Para ampliar sobre la leyenda del cacique, Bosch compartió el poema original de Álvez, así como otras tomas del proceso de creación de la ahora colorida estatua ubicada en el esteño pueblo del departamento de Durazno.











About duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.